Raad Ander

Vividor

Description:

Es alto, aunque dentro de lo normal, de 1,76 m. Es de complexión delgada pero fuerte. Siempre suele estar un poco bronceado, intentando que parezca natural. Es atractivo y con capacidad para atraer las miradas, de ojos azules y pelo corto de un castaño claro. De andares tranquilos y gestos altivos. Es muy dificil verle vestido sin ropa de moda o trajes de alta costura.

Tiene una gran visión de lo que pasa a su alrededor y mantiene la situación bajo control, todo según el plan. Aunque claro, no todos llegan a saber cual es realmente el plan.

Lo que más le gusta es vivir la vida al máximo, sus fiestas no pasan desapercibidas.

FICHA

Raad (front) Raad (back)

Bio:

Nació el 29 de Enero de 1977 en La Haya. Hijo único de una acaudalada familia con tradición diplomática. Su padre ejerció la carrera diplomática. A los 2 años se marcharon a Bélgica cuando su padre fue trasladado a la Embajada de Holanda en ese país. A los 8 años cuando su padre fue nombrado Embajador de Holanda en Suecia volvieron a trasladarse allí. Así, su infancia estuvo marcada por la influencia de los viajes, varias culturas y las continuas ausencias de su padre.

Cuando se graduó en el Instituto en Estocolmo decidió regresar a su país de origen y cursar allí sus estudios superiores que seguirían la estela familiar, la diplomacia, por lo que se fue a la Universidad de Ámsterdam. Casi dos años después, sus padres fallecieron en un accidente de coche durante un viaje diplomático. A partir de ese momento, Raad empezó a pensar más en su futuro y en su vida, llegando a la conclusión que quería vivir lo mejor posible y al máximo mientras pudiera. Fue en esa época cuando conoció a Loek Visser, que también tenía sus mismas aspiraciones y le encantaba la marcha que llevaba Raad.

En Junio del 97 completó el Bachelor en Ciencias Políticas en la Univ. de Ámsterdam. Luego amplió sus estudios cursando, en el 98, un Master en Administración y Política en la Univ. de Ámsterdam. Queriendo seguir disfrutando de la vida del estudiante cursó, en el 99, un Master en Estudio del conflicto y los derechos humanos en la Universidad de Utrecht.

Ese otoño, tras terminar sus estudios consiguió sacar una plaza en las oposiciones a la carrera diplomática y tras un par de semanas fue destinado al Consulado General en Zurich, Suiza, como Secretario del Embajador. Su estancia en Suiza, desde Noviembre del 99 hasta Mayo del 2000, fue corta pero intensa. Mantuvo contactos con muchos diplomáticos y políticos (uno de los cuales, Renz Hödel, compartió alguna que otra de sus fiestas y acabó siendo un compañero/amigo) intentando captar cual era el ambiente que se respiraba y cómo se manejaba la gente en esas esferas. Gozando de las buenas relaciones de su familia, del dinero que había heredado y de su posición de diplomático aprovechó todas sus influencias para conseguir un puesto donde tuviera más responsabilidades y mayor libertad de movimiento.

Embajada en Brussel, Bélgica (Mayo 2000 – Junio 2002). Había logrado su objetivo, siendo nombrado Enlace Diplomático de los Programas Internacionales en Bélgica. Formalmente debía estar bajo la supervisión del Embajador pero él ya sabía que raras veces los Embajadores lo hacían, así que tan sólo debía enviar un informe semestral de sus actividades al ministerio de Asuntos Exteriores (en ese momento Klaas Urech, a quien consiguió convencer para que apreciase la buena vida). Y en que consistía sus funciones? En supervisar, dirigir y gestionar los programas que llevase a cabo Holanda en Bélgica. Lo que en definitiva suponía poder dejar que otros trabajasen y él poder vivir en una fiesta continua y gastando dinero público que sacaba de los programas. Por lo que sabía muchos otros lo hacían.

Durante esos dos años en los que prácticamente toda su vida se centraba en las fiestas, el juego, las chicas y vivir sin importar las consecuencias fue cuando conoció a Dave Wing. Wing, que se movía por los grandes casinos de Europa para tratar con los Vips hizo enseguida buenas migas con quien esperaba que fuese un buen cliente. De su mano Raad estuvo en fiestas, casinos y partidas en algunas de las ciudades más importantes de Europa.

El problema fue que a él le gustó demasiado, y sus excesos empezaron a ser demasiado obvios para pasarlos por alto, así como sus ausencias de Bruselas por sus escapadas. Finalmente le abrieron una investigación que aunque no consiguió demostrar algunas cosas, gracias a sus contactos, fue suficiente para que le recomendasen que abandonase la carrera diplomática en Holanda con buenas maneras. Cosa que hizo para que nada de aquello saliese a la luz publica.

Podría haberse ido a otro país, hacerse asesor de alguna empresa o simplemente intentar vivir austeramente con sus ahorros el resto de su vida, pero él quería emoción, lujos, orgías, negociaciones imposibles, puñaladas traperas y todo el ambiente de lo oculto que había vivido. Así que cuando a finales del 2002 un conocido contactó con él para trabajar en operaciones secretas en ese mundillo no pudo decir que no. Luego resultó trabajar para una organización importante y su entrenamiento y las misiones fueron más allá de lo que había esperado.

Fue después de una de esas misiones cuando se metió en problemas. Volvía a estar en Suiza y la magia de Berna le perdió. De allí sacó una importante deuda a la familia Staüffer, que aún a día de hoy debe. Por suerte no se trata de mafiosos rusos y le van permitiendo hacer pagos. El problema surge cuando vienen de repente y exigen un pago en poco tiempo.

Raad Ander

Spycraft: transmission data Aranlad