Spycraft: transmission data

Season 4 - Episode 4

Mientras están cerca del hotel vigilando la llegada de Malcom Jeffrey, Jhon y Raad contemplan como aparecen dos furgonetas negras de las que se bajan tipos trajeados que parecen del FBI. Estos tipos entran en el vestíbulo a preguntar y suben por las escaleras. Al cabo de un par de minutos una gran explosión barre el hotel en el vestíbulo y en las ultimas plantas. Desde el piso 30 hacia la azotea donde se encuentra el helipuerto, una masacre. Lo sentimos por John Doe, su madre Mildred y todos residentes y trabajadores del hotel. Esto no estaba planeado.

Hans se entera del incidente por el skyline en lo alto de un edificio al darlo por las cadenas de televisión y yo en casa de Ahmed mientras hablaba con el Tio Chang y le pedía que se entere de su paradero. Desde el televisor de Ahmed las imágenes eran apocalípticas y recordaban el 11-S.

Cuando Raad y Jhon se acercan al hotel a investigar, ven como de entre el humo cae un helicóptero en llamas. Jhon investiga su matricula y contempla que esta a nombre de Malcom Jeffrey y en estas que Raad recibe una llamada de CONTROL comunicando que se aborta la misión.

Al decírmelo Raad yo no me lo acabo de creer y pienso que se trata de una farsa, un engaño para hacernos creer que ha muerto pero en los telediarios confirman su muerte. ¡Se nos han adelantado!.

Raad y Jhon vuelven a la base mientras yo pregunto a mis contactos en los bajos fondos y en la mafia, según ellos ha muerto Jeffrey y algún jefecillo menor, como algunos subalternos de Giulio Donnatti. Tras eso, Hans y yo volvemos tambien a la base.

Mientras nos encontramos allí, llega un mensajero y cubrimos a Jhon mientras trata con él, quiere hacer una entrega para Raad Ander y tras una confusión,Hans sigue al motorista y recibe el paquete que entrega a Raad.

Radd abre el paquete tras haber comprobado Jhon que no es peligroso y dentro encuentra un sobre con una carta con el logo de Laberinto.

CONTROL nos comunica que la misión actual queda abortada por la muerte de Malcom Jeffrey a manos de su mano derecha, Makele Nbanga, quien por sus antecedentes es aun peor que Jeffrey.

El dossier nos habla de Nbanga como un hombre de raza negra que creció en un ghetto de Pretoria en Sudafrica. Entró a trabajar muy joven en las minas de diamantes y ahí fundo una especie de sindicato mafioso donde hacia y deshacía a su antojo. Nbanga salvó la vida de Jeffrey en un accidente provocado en las minas y este le devolvió el favor haciéndole su segundo. Lo que no sabia Jeffrey es que Nbanga no se ha estado quieto y ha estado extendiendo su control por la organización de Jeffrey hasta consumar su reemplazo con este atentado. Si Jeffrey era mala hierba, Nbanga es peor.

La nueva misión es terminar el trabajo e ir a Sudafrica para acabar con Nbanga. Para ello, CONTROL nos facilita unas fotos de la selva y del complejo militar donde reside Nbanga junto con algunas indicaciones. El trabajo no va a ser fácil puesto que a 500km se extiende la vigilancia del complejo y nos pueden ofrecer pasaje seguro hasta casi unos 200km del complejo. No hay mucha más información puesto que el infiltrado que tenia Laberinto en el entramado de Nbanga.

Al terminar de leer vemos en el telediario una noticia de lo que parece un suicidio ritual de 38 personas en una montaña cerca de Nueva York, en la foto que muestran en el telediario vemos la cara del líder del grupo paramilitar de extrema derecha con el que andaba en tratos Jeffrey. Esta gente es dura, muy dura.

Nos ponemos en marcha para preparar la misión. Raad pregunta a sus contactos diplomáticos mientras yo pregunto a los mios. Nadie sabe mucho de Makele Nbanga y se presume que la secretaria de Jeffrey está muerta.

Recopilando datos, Jhon se encuentra una foto de Makele en la que le acompaña una rubia de complexión fuerte que conocemos muy bien: Ivanova. El destino siempre ha sido un cachondo… o eso se cree. En la misma foto aparecen varias cajas de armamento escritas en ruso en lo que podemos traducir como Armagedón.

Vamos a intentar preparar una fachada de traficantes de armas pero para eso tengo que tengo que encontrar a Ahmed como sea.

View
Season 4 - Episode 3

Hans consigue averiguar donde se encuentra la habitación de la madre de John Doe, en el antepenúltimo piso del hotel, justo donde comienzan las oficinas de administración. Entonces intento buscar trabajo en el hotel, pero me toca un entrevistador borde y racista por lo que no me cogen.

Jhon intenta entrar en el ordenador central del hotel pero le pillan y tiene que sacar el ordenador de la red antes de que le consigan rastrear. ¡Por poco!

CONTROL informa a Raad que se acelera la llegada de Jeffrey, no se sabe cuando pero pronto. Así que Jhon se pone a buscar en los vuelos comerciales y privados por si ve la llegada de Malcom Jeffrey y averigua que un tal Angelo Pettri ha pagado un vuelo a nombre de Malcom Jeffrey de un vuelo desde Chicago llega en dos horas, a la 1:30 de la tarde. Raad conoce a Angelo Pettri, se trata de un contable de Giulio Donnatti, don de la mafia en Chicago.

Yo recibo una llamada de Ahmed y me dice que se mueven cifras de 7 ceros, el negocio esta que arde en Nueva York. Según estoy hablando con Ahmed rogándole que me consiga meter en la reunión o se va liar gorda, escucho un tiro al otro lado de la linea y Ahmed no responde. Rápidamente, hablo con CONTROL para pedirle rastrear la llamada y ver donde se localiza, se trata de un sitio cerca de su casa. Rápidamente pido ayuda a mis amigos para que me acompañen. Hans se marcha al aeropuerto para confirmar si llega Malcom Jeffrey en ese vuelo pagado por Angelo Pettri.

Llegamos a un almacén abandonado en un suburbio, con cuidado miramos por todo el lugar pero no encontramos nada, sólo signos de lucha y el móvil de Ahmed con un disparo que lo deja inutilizado e inaccesible. Se que el arma de Ahmed es muy característica, una FN Five-seveN con munición 5,7×28, pero no hay ninguna bala de ese calibre, tan sólo de 9mm. de las que cojo alguna muestra para investigarlas. Fuera del edificio vemos marcas de neumático, posiblemente de un todo terreno o furgoneta. Hablamos con Hans para que les identifique y de un vistazo nos dice que se trata de un pick-up... pero Ahmed no tiene un pick-up. Mientras yo voy a casa de Ahmed a investigar, Hans nos comunica que el avión llego al aeropuerto, estuvo esperando casi una hora y luego ha salido del hangar sin entrar ni salir nadie, por lo que sería un avión de cebo puesto por Jeffrey.

En la casa revuelta de Ahmed no encuentro ningún rastro, no parecían haber buscado nada en concreto si no más bien destrozarlo todo. ¿Quién lo habrá hecho? ¿Que ha hecho Ahmed para enfadarlos así? ¿Donde se encuentra ahora? Ahmed es amigo mio y un hombre honesto, si sufre daño alguien lo va a recibir multiplicado por cinco.

View
Season 4 - Episode 2

Nos enteramos que John Doe vive con su madre Mildred y conduce un coche estropeado. Su madre esta muy enferma y necesita de una enfermera que le cuida las 24 horas del día. Viven todos ellos en el mismísimo hotel.

Buscamos la compañía de seguros con la que tiene contratado John Doe el seguro medico de su madre para ver así intentar suplantarlos y entrar en la habitación del hotel donde viven para plantar bugs y entrar en su ordenador. Jhon Smith consigue averiguar que los trabajadores del hotel tienen todos un contrato con la compañía de seguros Mercury.

Mientras Jhon Smith intenta traspasar los firewalls de Seguros Mercury para obtener información de la póliza, yo me disfrazo de un hombre de negocios chino-americano para poder merodear por el hotel e investigar a John Doe. En el hotel compruebo que es un tipo difícil de acceder

Hablo con Raad y le sugiero que mande a Hans a un rascacielos cercano a vigilar con teleobjetivos la presencia de John Doe o su madre y aprovecho algún momento para hacer averiguaciones sobre la secretaria del Señor Jeffrey antes de su llegada. Se trata de Joyce Harris, una mujer de unos cuarenta y tantos años, con dos hijos y que su marido trabaja en seguridad también para el señor Jeffreys aunque ellos se quedarán en Surafrica mientras dure el viaje de la señora Harris.

Raad consigue hacerse con unos planos antiguos del hotel y comprueba que las plantas penúltima y antepenúltima pertenecen a las oficinas de administración del hotel donde trabaja John Doe.

En el hotel soy testigo de la llegada de miembros de la mafia, unos 16 hombres incluyendo algún suramericano. Las llaves que les entregan pertenecen a las plantas 48, 49 y 50 del hotel que son las reservadas por Jeffrey para la reunión.

View
Season 4 - Episode 1
Nueva York, 23 Noviembre 2009

Nos encontramos en nuestra base de operaciones. Cada uno a lo suyo. Yo leyendo las enseñanzas de Xu Yun, Raad acicalándose en el espejo preguntándole quien es el más guapo, Hans ajustando el todoterreno y Jhon bajando porno en su portátil.

De repente, llaman a la puerta y nos ponemos todos alerta. Yo me encaminé a la puerta y tras tener preparada la pistola, miré por la mirilla mientras Jhon revisaba las cámaras de seguridad y Hans y Raad vigilaban los alrededores. Se trataba de un mensajero con un casco que no le dejaba ver.

Tras abrir y preguntarle el motivo de su llegada, el mensajero nos hace entrega de un paquete antes de marcharse. Yo le lanzo el paquete a Jhon para que lo examine y se asegura que no es ninguna trampa. Tras un poco elaborado examen del paquete, Jhon lo abre para ver que contiene un sobre. Nervioso, comienza a abrir el sobre para ver que contiene documentos y fotos. El logotipo de Laberinto nos indica la procedencia del sobre.

Las fotos muestran a un hombre de raza negra bien vestido que se lo esta pasando bien en diferentes fiestas. Raad le reconoce, se trata de Malcom Jeffrey, un afamado multimillonario sudafricano que es conocido en el mundo de los negocios por sus minas de diamante. Lo que igual no es de conocimiento común es que el señor Jeffrey también está financiando un ejercito con el que realizar un golpe de estado en su país y en los países vecinos de Namibia, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Leshoto  y Swazilandia. Su idea es crear una coalición de países africanos y controlar sus explotaciones de recursos.

Pues bien, el amigo Jeffrey va a venir a Nueva York en una semana para formalizar una reunión "comercial" en el hotel Waldorf Astoria con varios inversores y Laberinto quiere que lo "neutralicemos" para salvaguardar el equilibrio político y económico del mundo ya que aprovechará para hacer negocios y armar su ejercito.

Nos ponemos manos a la obra y Raad comienza a llamar a sus contactos para ver si se puede colar en esa reunión o al menos saber quienes son los invitados. La tarea es casi imposible porque la agenda de invitados es cerrada y solo la conoce el anfitrión. Jhon comienza a usar su ordenador para intentar hacerse con una lista de posibles invitados y consigue acotar la búsqueda a 30 resultados.

Mientras yo me pongo en contacto con Ahmed y me entero de que el Sr. Jeffrey también se va a reunir con algunos de los principales traficantes de armas de EEUU en una reunión en la que el no está invitado. Por lo visto, esa reunión va a ser organizada por los capos de la mafia de Nueva York que han firmado una tregua vista la oportunidad económica y sólo van a estar peces gordos, unos 15 o 20. Además van a estar presentes un grupo paramilitar de Montana a los que seguramente contratará para su ejercito particular, lo que convierte en suicidio un ataque frontal.

Viendo las cosas, cambio mi objetivo y me planteo averiguar cosas sobre el hotel. El Sr. Jeffrey tiene reservadas tres plantas del hotel y todos los detalles de la reunión son controlados por su secretaria, quien está en contacto casi permanente con el asistente del gerente del hotel, John Doe Jr.

Voy a intentar averiguar cosas sobre este asistente para ver como abordarle y sacarle la información necesaria para acercarnos más al objetivo. Por ahora se que se trata de una persona solitaria, sin pareja ni hijos, deportista, trabajadora y muy normal.

View
Season 2 - Episode 4

Llegada a Hong Kong

Viajamos a Hong Kong donde nos recibe Peter Kwon, el enlace de los servicios de inteligencia chinos en Hong Kong que en realidad es un topo que trabaja para el MI5. De él obtenemos más información sobre Kwan: vendrá en un yate que atracará en el puerto de Hong Kong aunque va a estar muy vigilado por varios buques de la armada china. Se alojar en el hotel Hilton de Hong Kong como suele hacer y utilizará una partida de póquer que realizará en el mismo hotel para subastar la información tan buscada.

Nos preparamos para la misión. Yo me infiltraré como camarero en el hotel para poder acceder a Kwan. Raad consigue un dossier sobre Kwan que nos facilita fotos, teléfonos, modus operandi, nombres , etc. También consigo un lanzamisiles con munición por si las cosas se ponen feas aunque intentaremos limitar los daños materiales. Hans consigue un submarino con un conductor para poder acercarnos con sigilo al yate y evitar a los cinco acorazados, también se le ha visto a un general chino Rin Joh hablando con Kwan. (Y es que parece que todos saben qué subasta Kwan menos nosotros ¡maldición!).

El hotel

Una vez dentro del hotel investigo donde está registrado Kwan: cuatro suites interconectadas por puertas en la plata 30, última del hotel. Cuando voy a investigar veo llegar a doce guardaespaldas junto con un grupo de mujeres de no tan dudosa reputación, vamos que son putas. Entre ellas reconozco a mi hermana que tiene aspecto de ir drogada y también una bella mujer que me suena un montón pero no recuerdo de qué.

Voy a una habitación al lado de la primera reserva de Kwan y mientras su ocupante está en la ducha, utilizo mi fibra óptica para espiar la habitación de al lado. Tenemos suerte y se trata de Kwan, con su pelo rubio y todo (parece que quiere emular a Michael Jackson y cambiar de raza). Se encuentra con una mujer armada con una PDA, en lo que puede ser una especie de asistente y guardaespaldas. Están hablando tranquilamente aunque no escucho lo que dicen. De manera chapucera, consigo enviar MMS con las fotos de los dos a mis compañeros y me voy a la habitación de al lado de la cuarta reservada y repito el proceso aprovechando que está vacía. En la habitación de al lado es donde se cambian y asean las mujeres contratadas estrechamente vigiladas por una vieja con pintas de madame. A mi hermana se la ve drogada y me tengo que controlar para no mandar el zen a tomar por culo y entrar a lo loco para sacarla de allí. Veo también a la otra mujer que me tiene intrigado y me regodeo en ella. Un nombre pasa por mi loca cabeza: Lucy Liu. La veo desnuda y tiene un tatuaje en el hombro izquierdo con unos pictogramas: un poder, una responsabilidad.

La enigmática chica nota algo y retiro el cable de fibra óptica. Por poco no me pilla.

Por el pasillo llegan varios hombres que parecen ser lo que pujarán por la información: árabes, coreanos, extrema derecha americana, alemanes, chinos…

Tienen una reunión que no puedo escuchar y luego salen bastante contrariados. Por lo visto, los coreanos han hecho algo que molesta a los demás. Deciden bajar a la sala donde se celebrará la partida con lo que tras abrir la ventana de la habitación de la habitación donde me había ocultado, bajo a seguir enterándome de lo que ocurre tras prepararles la entrada en el hotel al resto de mi grupo. Mi supervisor en el hotel me manda como camarero precisamente a echar una mano en la sala de juego. Parece que los dioses están de nuestra parte.

Mientras, Raad y Jhon se cuelan en las habitaciones reservadas por Kwan empezando por la que estaban antes las chicas y que apestaba a opio. Se dedican a buscar pistas y a colocar los micrófonos, pero hacen saltar las alarmas. Se escapan por poco pero esto pone nervioso a Kwan que decide adelantar a esta noche la partida por lo que tenemos que actuar rápido.

Conseguimos el listado de llamadas telefónicas del móvil de Kwan pero es imposible obtener transcripciones. Raad consigue un gadget que mejora las habilidades al jugar al póquer, calculando probabilidades y analizando las respuestas corporales de los rivales para saber cuando se tiran un farol. Yo me preparo una nueva identidad bastante arriesgada: Orlando Buenavista, cubano bueno del régimen castrista, amante del juego y de las bellas mujeres. Llamo a Kwan y le convezco de que el camarada Fidel también está interesado en lo que ofrece y que me manda a mí para jugar. Me deja participar pero necesito al menos un millón para entrar en la partida, por lo que tiramos de los fondos de Raad que me acompañará como Tigre, mi guardaespaldas.

La partida

Tiene lugar la partida y gracias a la electrónica me voy deshaciendo de mis contrincantes hasta llegar a un mano a mano con los alemanes que me cuesta superarlos, pero también los acabo echando de la partida quedando como único ganador y comprador de la enigmática información que tiene Kwan.

Pero no contento con ello, reto a Kwan a jugar contra mí. La apuesta será de 5 millones por una de las mujeres de su “harem”. Gano y obtengo a mi hermana aunque ella sigue sin enterarse de nada. Pero ya me crezco y le concedo la revancha: otros 5 millones por esa mujer que me obsesiona tanto: Lucy.

No sin sudar más de la cuenta, también la gano y acordamos con Kwan que iremos hacia el yate para hacer la entrega. Nos armamos y equipamos y dejamos a Hans con las chicas en el coche de apoyo mientras Raad, Jhon y yo vamos al yate. Por el camino intenté hablar con mi hermana y la bella mujer pero no contestaron, ya habría tiempo una vez conseguido el objetivo.

El Yate

En el barco, le entregamos el maletín con el dinero y Kwan nos enseña un maletín con un pendrive. ¿Tanto dinero y esfuerzo por algo tan pequeño?.

Todo habría ido de maravilla si Kwan no hubiera empezado a decirme lo afortunado que era y los buenas que eran las aptitudes amatorias de las dos mujeres que había ganado, sin saber el pobre imbécil que una de ellas era mi hermana.

Total que tuve que mandar el zen a tomar por culo y me lance a por su cuello no sin decirle en perfecto chino que las mujeres de su familia llevan varias generaciones beneficiándose a todos y cada uno de todos los soldados que vigilan la muralla china desde su creación. Esto desencadenó un tiroteo con los guardaespaldas a los que Jhon y Raad consigue matar mientras yo me enzarzo en una pelea personal con Kwan, primero a pistola y luego con el kukri (¿es que no se puede ser original en este mundo y tener un kukri de arma característica?).

Le mato decapitándole no sin avisarle que eligió la hermana equivocada a quien joder.

Salimos del barco con prisas que Hans, que había estado incomunicado hasta el momento, vuela el barco con el lanzacohetes.

Tras salvar a Jhon de ahogarse, nos reunimos para descubrir que hemos tenido un éxito parcial. Raad había perdido el pendrive que cogió durante la pelea con lo que al menos está inaccesible en el fondo del mar. Si el agua salada y los peces no acaban con él, al menos es difícil que puedan recuperarlo. Hans me cuenta que Lucy le noqueó y se escapó con mi hermana y que le dejo un recado para mi: Dile que nunca le he olvidado. El problema es que yo sí y por ello aceptaré la oferta de Bayswater de recuperar la memoria borrada por Oráculo.

Epílogo

Tras hablar con Peter Kwon de lo ocurrido y facilitarle la información de los teléfonos de los terroristas mundiales mas buscados que trataron con Kwan, volvemos a Nueva York para reunirnos con el señor Bayswater quien está contento con nosotros y tras pagarnos, nos da un sobre con información sobre nosotros. Y es que ese sobre tiene para mí mas valor que todo el dinero conseguido en la misión (5 millones doscientos mil dolares).

¿Quién soy? ¿Quién era antes de nacer de nuevo? ¿Qué es Oráculo? ¿Quién es Liu y que relación tiene conmigo? ¿Me ama? ¿Me odia o las dos cosas?

View
Season 2 - Episode 3

El señor Bayswater parecía conocernos muy bien y nos habla de Oráculo, una organización para la que hemos trabajado aunque no nos acordamos porqué nos borraron la memoria (¿un vil truco de RRHH para no pagarnos finiquito?). Nos ofrece un trato: dinero e información sobre Oráculo sobre quienes somos a cambio de realizar una misión para él.

Se trata de obtener lo que un tipo malo llamado Kwan tiene y ofrecerá en subasta a organizaciones terroristas internacionales y que aún no se sabe lo que es. Kwan es un chino muy rico al que le gusta el juego más que una PSP a un adolescente. Debemos matar a Kwan así como obtener el objeto o destruirlo y también debemos asegurarnos de que no existen más copias porque pone en peligro la paz mundial (lo de siempre). Aceptamos puesto que nos es importante saber sobre Oráculo y sobre el borrado de mente, noto que tengo el zen desequilibrado otra vez… Además, Kwan va a hacer la subasta en Hong Kong y podré investigar allí el paradero de mi hermana.

Así pues, rumbo a Hong Kong. Qué recuerdos…

View
Season 2 - Episode 2

Sin tiempo para cambiarnos, vamos a realizar la misión para Sheng Xi Jiang, el señor de Chinatown en Nueva York. Aparentemente algo sencillo transportar a su posesión más preciada, su hija. El plan es el siguiente: recoger a su hija pequeña del colegio y llevarla a casa sin que sufra daño alguno. Siendo quién es el padre, no es de extrañar que no piense que esto sea como Paseando a Miss Daisy y es qué últimamente suele recibir ataques para secuestrarla en las que el padre acaba pagando el rescate y la niña es liberada sin daño. Nos pagará 100000$ si aceptamos la misión y 500000$ en la entrega. Acepto también por empatizar con el señor Jiang en cuanto a familiares perdidos. Vamos con el 4×4 de Hans a recoger a la niña y me encuentro con Qing, el tío de la niña y hermano del señor Sheng Xi Jiang que me da unas instrucciones a seguir qué, por supuesto, desobedezco. Metemos a la niña en el coche y comenzamos el camino. La niña nos dice entre emocionada y desilusionada que siempre mueren sus guardaespaldas y que acaba secuestrada y que nosotros no seremos distintos.

Se equivoca.

Durante el viaje sufrimos el esperado ataque. Nos cortan el paso en ambos sentidos con unos coches imposibilitando tener caminos de huida y un francotirador deja el coche inutilizado con certeros disparos. Yo salgo del coche y comienzo a disparar, mientras que el resto hacen lo que pueden desde dentro. Finalmente acabamos con la mayoría de los asaltantes a tiros mientras que el resto huye con la llegada de la policía, momento que aprovechamos para escapar y entregar a la niña sana y salva a su padre lo que le alegra mucho (no es bueno enfadar a tipos así). El sr. Sheng Xi Jiang nos comenta que han descubierto que era el tío Qing quien facilitaba el secuestro de la niña en colaboración con una banda rival, pero que ya ha sido castigado. Nos paga lo prometido y le pregunto por mi hermana por si puede averiguar algo de donde está.

Ya en nuestro cuartel secreto recibimos la visita de un hombre de la banda del sr. Sheng Xi Jiangque me comunica que mi hermana está en Hong Kong, mi antigua casa, en manos de la triada Huang. Debo darme prisa en encontrarla. Y al acompañar a la salida a este mensajero, encontramos en la puerta un sobre en el que dentro viene una nota donde está escrito el nombre de John Bayswater, un logo como el de los Illuminati y la sala Bishop del hotel Hilton junto con una hora: 19:30. Dentro de un par de horas.

¿Negocios? ¿Placer? ¿Peligro? Sólo los sabremos presentándonos y así lo hacemos.

View
Season 2 - Episode 1

Ahmed me recordaba en su llamada una misión de la que no tenía constancia. Se trataba de entregarle unas armas a un comprador de mafia italiana: el Sr. Clemenza “Spaghetti” Vangalgiaccomo. La entrega va a tener lugar en su restaurante en la piccola Italia “El alegre Rocco”, por lo que cargamos el vehículo de Hans y partimos a su encuentro aunque primero llegamos a un callejón donde conocemos Giulio, la mano derecha del Sr. Clemenza. Todos tenemos los nervios a flor de piel, pero nadie sería tan estúpido de provocar a un grupo tan variopinto como alocado y cargado de armas pesadas, ¿verdad?.

Al final todo va como la seda aunque ni siquiera unos vasos de buen vino italiano consiguen calmar los nervios. El señor Vangalgiaccomo se muestra amable y habla de realizar negocios juntos en el futuro… veremos.

Con el dinero caliente vamos a ver a Ahmed para que nos entregue nuestra parte. Ojala todas las misiones fueran tan sencillas como esta.

View
Season 2 - Interlude

Anoche tuve un sueño extraño. Era un tigre pero me sentía dragón y podía volar. Veía caras y figuras de animales que me hablaban de cosas que no comprendía en lenguas extrañas. Había un brasero con fuego que me hablaba con dos voces. Y mirando abajo había a un grupo de tigres y arriba otro de dragones que me reclamaban, pero me fui con los dragones, lo que hizo que los tigres saltarán y me mordieran… y de pronto ví a mi hermana, pero no tenía cara. Me vi vestido de payaso, sangrando y con voces diciendo mi nombre. Y me asusté.

Me desperté en uno de mis pisos francos con una resaca bestial fruto de una fiesta espectacular que tuvimos el día anterior. No tenía sensaciones buenas y la mente estaba confusa , sufría de una especie de amnesia, así que llamé al Tío Chang y le pedí que me mandará a Wu Xiang, un viejo sabio y versado en medicina. Wu Xiang vino y me hipnotizó en una habitación apartada y juntos repasamos cosas de mi pasado a la vez que averigüé la verdad sobre Ivanova y su papel en el Universo.

Tras ayudarme a recomponer mi memoria (aunque aún sigue muy borrosa), el viejo se echó una siesta mientras yo explicaba a mis compañeros lo que poco que sabía. Eramos compañeros en un grupo especial de mercenarios que trabaja para el mejor postor teniendo más o menos cierta reputación en el mundillo… y poco más. Durante la explicación tuve un comportamiento extraño con Ivanova que aceptó mis disculpas sellando la paz con un buen derechazo en mi mejilla, bien merecido por mi parte.

De pronto recibí una llamada de Ahmed, el traficante de armas, recordándome que esta tarde tenía que hacer una entrega de unas armas para unos mafiosos italianos (cosa de la que apenas recordaba nada). Por lo que fuimos a nuestro centro de operaciones a equiparnos para la entrega…

CONTINUARÁ….

View
Season 1 - Episode 2
Berlín, 13 de Mayo de 2006

De: John Woo

A: CONTROL

Asunto: Informe de la Misión Código Negro (Dubai)

13 de mayo

Finalmente los diplomáticos y abogados se ganan su sueldo y al final pudieron extraernos de Berlin sin mucho dolor ni problemas. A Raad le dijeron algo así como que cerrar la boca al hablar con embajadores extranjeros. De Ching y de mi hermana ni rastro. He seguido investigando por mi cuenta pero no he encontrado nada. Mientras en el resto del mundo las cosas no han mejorado nada y no parece que vayan a mejor. Los árabes se han enfadado y mucho y han declarado la guerra al resto del mundo y a todo aquel que no lleve turbante y no se llame Ahmed, Ali y demás basura de las mil y una noches.

Ahora tenemos una misión. Según parece ha desaparecido Sir James Endworth, embajador británico en Dubai. Así que quieren que lo encontremos le saquemos del país. El código de la misión es Union Jack. Y es un Código Negro, lo que quiere decir que lo tenemos con el mismo color que los cojones de Arnold Webster, el enano negro ese de la serie de los 80. Contaremos el apoyo de la sexta flota americana pero me quedaría mas tranquilo si también estuvieran las otras cinco.

Me he presentado voluntario para camuflarme como árabe mediante un maquillaje y careta especial y así poder infiltrarme mejor. CONTROL me ha preguntado si es que soy muy valiente o muy estúpido. Respondí que las dos cosas. No tengo miedo a morir siempre que mi muerte sirva para algo. Si muero en esta misión quiero que estas paginas sean testigo de mi petición y que alguien que las lea ponga todo su empeño en buscar a mi hermana para poder decirle lo que he hecho y que lo hago para dejar de parecer un payaso, para poder pedirla perdón por haberla fallado de nuevo.

Pero ahora debo centrarme en la misión y en sacar a ese pobre hombre de Dubai. Estoy preparado. Este año lo he pasado dedicándome de lleno a mejorar mis habilidades y a mejorar mi aportación al equipo. Aun así, no me olvido de mi hermana. Tengo su cara en mi mente siempre que despierto y al cerrar los ojos.

14 de mayo.

Ha comenzado la misión. Un avión silencioso nos ha acercado para lanzarnos en paracaídas cerca del ultimo sitio donde se le vio por ultima vez al embajador. El jeep es lanzado también a no muchos metros. Tras patrullar encontramos los restos de un pequeño campamento abandonado y mas tarde detectamos movimiento debido a soldados enemigos. Localizamos una pequeña entrada a su base y a pesar de nuestros esfuerzos por entrar sin ser notados, se activo la alarma y nos persiguen varias motos y soldados. Conseguimos acabar con esta avanzadilla… aunque quedan muchos mas. Confirmamos una posible visual del embajador, atado y encapuchado mientras lo entraban en el bunker. Estamos planeando como entrar, quizás si me infiltrara con el uniforme de uno de los conductores de las motos.

Por lo demás, el equipo sigue igual. El jefe sigue teniendo buenos planes, pero o los del enemigo son mejores, o tenemos mala suerte. El snoop se cree que es un one-man-army onmipoderoso pero presiento que va a ser el primero en morir. Hans sigue haciéndose el sueco salvo en lo referente del jeep y la rusa aun no se ha incorporado al equipo. Supongo que estará ocupada haciéndose la depilación con un soldador autógeno.

15 de Mayo.

Se ha liado gorda… pero no por nuestra culpa. Tras nuestros vanos esfuerzos por infiltrarnos en el bunker aunque si conseguimos eliminar a varios agentes enemigos y destruir su jeep, nos encontramos de lleno con ¡el ejercito del vaticano! !Santa madre de dios y la virgen fregando con jabón de lagarto los gallumbos de San Jose! Han declarado la Cruzada y a darle leña al moro. Barren el bunker y a las instalaciones enemigas pero antes confirmarnos que el embajador esta muerto. Aparece Oráculo y Control nos echa la bronca diciendo que esta muy disgustado con nosotros y que nos echa. ¿Sera posible? Pero si hemos hecho lo que hemos podido y no ha acabado tan mal la cosa. Bueno, cierro esto que parece CONTROL vuelve a bramar y no esta la cosa para bromas…

FIN DE LA TRANSMISION.

Nota: Oráculo cuando despide, despide de verdad. Te lavan el cerebro para hacerte olvidar que has trabajado para ellos y así se ahorran el finiquito (que listos, como los agentes secretos no están sindicados pasa lo que pasa). Nos drogaron y nos lavaron el cerebro haciéndonos olvidar de que trabajamos en Oráculo si no que eramos freelancer trabajando juntos por libres. El resto de recuerdos también están algo alterados. Pero claro, hurgar en la mente de la gente y mas de alguien tan loco como John Woo tiene sus efectos inesperados. Y ahora el chino esta mas enfocado que nunca hacia los objetivos…

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.